Ultimas Noticias
Ultimas noticias en Huracan:
UN HURACÁN DE PREGUNTAS
Santiago Menichelli el 16-12-2010, 03:13 (UTC)
 Hoy por hoy, Huracán de Tres Arroyos esconde su vida institucional tras una cortina de incertidumbre, tras la ida de los gerenciadores y las dificultades para continuar en la categoría.


El campeonato 2010/11 comenzó con una expectativa interesante tras conformarse un plantel que prometía, pese a que había perdido grandes nombres como los de Ezequiel Ceballos, Marcos Lamolla o Matías Zbrun y a un técnico que le devolvió la mentalidad ganadora al primer equipo de Huracán. Principalmente, las esperanzas estaban puestas en Darío "Vizcacha" González y la llegada de un director técnico como Luis Murúa, quien llegaba de jugar nada menos que una promoción para ascender al Nacional "B" con Santamarina de Tandil.

Recién a partir de la quinta fecha se pueden empezar a sacar cosas en limpio, es lo que se dice comúnmente cuando un nuevo torneo comienza, y este no fue la excepción. Dos empates y un posterior triunfo comenzaban a tejer una ilusión en los hinchas, con el recuerdo aún demasiado fresco de la gloriosa etapa de Víctor Zwenger a cargo del equipo. Sin embargo, un tropezón tras otro decretaron la caída de Murúa y su cuerpo técnico. Un equipo demasiado pesado y duro y, por sobre todas las cosas, sin confianza en sí mismo, encontró la derrota en el marcador 5 veces consecutivas.

Después llegaría el turno de Fabián Sánchez, presentado como el hombre de la casa. El eterno encargado de salvarle las papas al globo, tendría la chance de iniciar su segundo ciclo como técnico oficial. Desde el primer partido se notó el cambio en la cabeza de los jugadores que, a pesar de haber hecho un gran partido, no pudieron evitar la derrota frente a Brown de Puerto Madryn, el gran líder del certamen. Más tarde, la dulzura de la victoria aterrizó nuevamente en Tres Arroyos. Fueron 4 los triunfos que consiguió el globo de Sánchez.

"Vamos, vamos los pibes" es el cántico más apropiado para alentar al joven y fresco equipo del ex jugador de Huracán. Además, sumó en su cuerpo técnico a Claudio Huertas, jugador de gran experiencia, lo que muchos futbolistas de este plantel aún no tienen. Y quizás ese sea el déficit más grande de un conjunto que apuesta a la velocidad y al buen trato de pelota. Falta experiencia. Están "Chipi" Vera, Diego Luque, Manuel Madrid, es cierto. Pero no alcanza para apostar a lo grande. Huracán necesita un par de fichas de peso para redondear un equipo más equilibrado y que vaya enserio por la lucha del campeonato.

El panorama parecía ser alentador cuando restaba poco para el receso, incluso se podía pensar en repatriar a algún jugador como Matías Zbrun, pero una gran mancha se hizo presente. Afloró la mala relación entre los primos Quantin, y Alejandro Pérez, flamante presidente del club, y así fue como se rompió con un gerenciamiento que en los papeles jamás existió. Hoy, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que peligra la continuidad en la categoría si es que no se consigue otra gallina ponedora de la esfera cercana al club.

Nunca es fácil buscar gerenciadores, pero menos cuando los tiempos son cortos y el resto de los equipos ya se prepara para encarar el año 2011 sumando refuerzos y dando de baja jugadores que no rindieron. Es cierto que el club cuenta en este momento con valores interesantes, como Martín Pérez Guedes, Maximiliano Gómez, Martín Ciccioli (foto) o Alan Véster, pero si no existe un aval económico, el fútbol de Huracán no se podrá sustentar siquiera con la venta de estas jóvenes promesas de la institución.

Mientras no aparezca el dinero, tristemente Huracán de Tres Arroyos seguirá siendo un club intermitente, que espera por saber qué le deparará el destino, que no puede decidir por sí mismo, y que no sabe adónde irá a parar. Sin plata, no hay paraíso.
 
Comentado por juan, 06-03-2011, 07:36 (UTC):
gaimaro sigue en huracan? o en donde?


El globo va llegando al cielo
Santiago Menichelli el 23-11-2010, 04:43 (UTC)
 Huracán consiguió su cuarto triunfo en serie y se metió en zona de clasificación. Fue 1 a 0 ante Villa Mitre, en el Bottino. El hombre que tanto necesitaba el globo estaba en casa, se llama Fabián Sánchez.

El globito de Sánchez juega lindo y gana. Éste fue el turno de Villa Mitre, el clásico rival quien llegaba afilado, con 3 triunfos y 4 empates en sus últimas 7 presentaciones. Esta noche se encontró con un equipo local rápido y que trata bien el balón, y así fue como llegó al gol a los 24 minutos de la etapa inicial, con un buen centro de Valente y un certero cabezazo del joven Diego Gamarra (en el centro de la foto), que le agarró el gustito a las redes.

En el segundo tiempo, tuvo un poco menos de vuelo futbolístico, aunque lo pudo haber definido a los 5 con un disparo de Vera que dio en el horizontal. Villa Mitre también contó con alguna ocasión para convertir, pero tuvo a un Mc Coubrey peleado con la pelota y que hace rato que no convierte (de hecho tan sólo marcó dos goles en el campeonato, y fueron ante el mismo Huracán). Lo rescatable es que Benet no tiró el equipo atrás, sino que puso a tres delanteros (Octavio Bilvao y Carrillo acompañaron al "9"), pero no tuvo peso ni juego para empatar el partido.

En estas condiciones, Huracán logró un triunfo merecido y justo. Pasó algún sobresalto, cuestión que habrá que corregir, pero ha sumado 3 puntos más que lo dejan muy bien parado de cara al final de la primera parte del campeonato. Faltan jugarse 4 partidos, 3 de los cuales serán en el Roberto Lorenzo Bottino.

Fabián Sánchez tiene la fórmula exacta para hacer jugar a estos jugadores. Sabe cómo combinarlos y cómo hacerlos funcionar. Los conoce y a muchos los trajo él. Se nota también en los cambios, dado que hace ingresar a los jóvenes en el segundo tiempo. El equipo se florea y la gente se regocija viendo a los pibes de la ciudad. Sin embargo, alarma a algunos hinchas los sondeos por algunos jugadores, como por Martín Pérez Guedes. Al parecer, habría algunos empresarios tras sus pasos, y asusta el hecho de que, en la historia del club, no se ha hecho valer demasiado a los futbolistas que son propiedad del club. Se vendieron mal algunos (caso Rodrigo Palacio), y no se disfrutaron otros (caso Agustín Marchesín).

Mientras tanto, siga soplando, Fabián, que el globo levanta vuelo. En el receso, con 3 o 4 refuerzos de verdadera jerarquía, podrá dar un salto de calidad en vistas a la lucha por el campeonato.



 

Siempre que llovió, paró.
Santiago Menichelli el 25-10-2010, 05:01 (UTC)
 El globo le ganó a Santamarina en Tandil en un duelo muy importante de acuerdo al presente de los dos equipos. Estaba en juego el último puesto, y Huracán se lo dejó al local, tras darle vuelta el partido.


El equipo que conduce Fabián Sánchez se iba a medir con Santamarina en un clima enrarecido. Raro, porque no están acostumbrados a estar tan abajo, equipos que llegaran hasta instancias finales del último campeonato y, además, porque ambos protagonizaron situaciones de novela por estos tiempos. Ahora, Murúa volvió al equipo serrano y, justamente, los dos equipos tenían que jugar juntos. Por eso, "Pity" prefirió empezar a formar dupla técnica con Daguerre recién desde la próxima fecha.

Obligado a sacar a Alecha, por lesión, y a González, por acumulación de amarillas, Sánchez dispuso de los ingresos de Mauro Zanel y del "Chipi" Vera, y no le saldrían nada mal.

El partido empezó parejo, pero tras una clara chance de Alasia, llegó una jugada bastante polémica a favor de los tandilenses que parecía indicar que el rumbo marchaba torcido una vez más. Es que llegó una pelota al área chica, cargaron al arquero Pérez, quien quedó en el suelo, y el rebote fue a parar a los pies de Marcos Dragojevich, emblemático jugador de Huracán, quien marcó el 1 a 0 para Santamarina. Polémico, pero gol al fin.

Al igual que el partido de ida en Tres Arroyos, Santamarina arrancaba ganando un partido de poco vuelo, y el descanso encontraba a los visitantes en desventaja.

En la segunda mitad, llegaría lo mejor del globo. Con gran empuje y un brillante trabajo de Pérez Guedes, quien fue la brújula del equipo, logró encontrar el norte. Chipi Vera marcó después de un tiro de Gamarra que se estrelló en el ángulo de Fernández, y después el joven Martín Pérez Guedes anotó de cabeza el gol de la victoria.

El desahogo de parte de los tresarroyenses fue enorme. El gol, de un pibe de la casa. Otra alegría por el incansable trabajo de Fabián Sánchez. El triunfo, merecido y necesario como el agua. La tabla, ya se quiere olvidar de que Huracán estaba último porque ahora, mira a Rivadavia y a Santamarina desde arriba. Sánchez le dio aire, y el globo empezó a volar...
 

No le alcanzó con el alma
Santiago Menichelli el 18-10-2010, 03:33 (UTC)
 Al globo de Fabián Sánchez dejar hasta la última gota de sudor no le fue suficiente, ni siquiera el buen juego que desplegó a lo largo de importantes tramos del partido. Es que acorraló al líder del campeonato, Guillermo Brown, y cuando faltaban 5 minutos festejaba el gol de la igualdad, que inclusive era muy poco premio para el mérito hecho, pero al final se quedó sin nada. El fútbol no siempre premia por el amor propio.

Era el debut de Fabián Sánchez como director técnico del globo en este campeonato. Huracán recibía a Brown de Madryn con la imperiosa necesidad de sumar unidades para alejar la mirada de los puestos de retaguardia. Para eso, el DT dispuso de un sistema 4-3-1-2 con los ingresos de Maximiliano Gómez y Diego Gamarra. Con un planteo ofensivo, pensó desde el primer minuto en salir a voltear la muralla que significa la defensa Browniana, aunque sin descuidar el buen juego que es una premisa en el entrenador albo.

El reloj de Maitini indicó las 20.35, cuando éste hizo sonar el silbato. La pelota se meneaba por el verde césped del Roberto Lorenzo Bottino y miraba para arriba, a las tribunas. Caras ilusionadas, esperanzadas con la llegada de un hombre del club al banco. "Algo tiene que cambiar" eran las palabras de los hinchas que, mesuradamente, esperaban una levantada del equipo que futbolísticamente estaba sumido en el infierno más pleno desde hacía 4 fechas. Y ahora, literalmente, se comenzaba a llevar puesto al equipo que llegó desde el sur. Llena de flores había arribado la banda a Tres Arroyos, invicto y repleto de halagos, no podía ser que fuera el mismo equipo del que escuchaban hablar. Pero sí, lo era y la gente local se ilusionaba con el buen andar de su Huracán en los primeros momentos del encuentro. Brown, por el contrario, no se hallaba, no estaba cómodo en Buenos Aires. Sánchez, entre sí, habrá pensado "si no están cómodos, váyanse cuando quieran, pero dejen los tres puntos en casa".

Y dentro de esos parámetros se manejó el partido hasta los 36 minutos de la primera parte. Huracán había llegado con claridad al menos en cinco ocasiones, pero no encontraba la justeza necesaria para convertir. Por eso, el visitante se replegó y pegó el zarpazo en el momento justo. Clavó una contra terrible, encabezada por el "Búfalo" Juan Tévez, que dejó sólo a Mauro Fernández magistralmente, y el "Rayo" no perdonó a Pérez. Vaya uno a saber qué fantasma merodeaba por el Bottino, pero ahora el globo estaba jugando su mejor partido en el campeonato y se encontraba en desventaja. Así termino la primera mitad.

La segunda no varió demasiado en el trámite, porque el globo transpiró la camiseta y cada jugador llevaba el alma arriba de los hombros. Pero el arco de Pereyra no se abría. No había caso. Por eso, cuando ya se consumaba el partido, a los 36 minutos del acto final, llegó una mano de Nicolás Ballesteros. Maitini sancionó penal ante las quejas de los brownianos, que juraban una y otra vez que esa pelota había dado en el hombro. Sin embargo, el árbitro ya había pitado y no había vuelta atrás. Entonces, el ingresado "Chipi" Vera tomó el balón y no falló en su ejecución. La tercera fue la vencida, porque "Tian" Pereyra ya había atajado dos penales en el estadio del globo, ambos a Cristián Galván con 5 minutos de diferencia, y en el tercero un jugador local pudo derribarle la valla. Ahora sí, todo era un poco más justo y los hinchas de Huracán miraban para arriba. Allá estaba el barba, por fin una barbita, como mínimo un empate, para sacarse la mufa y cortar esa nefasta racha de 5 partidos perdidos consecutivamente, que querían llegar a 6 y que voltean anímicamente a cualquiera que la lea. Pero vio usted como es esto del fútbol, de la vida en realidad. El de arriba te da una, pero te saca otra. Y no tardó mucho en hacerle pagar el precio de enfrentar al líder del torneo, que las tiene todas consigo. Increíblemente, cuando promediaban los 40 minutos se desconcentraron los centrales Fochesatto y Madrid, y Juan Tévez estaba allí para meter la pierna. Fue ese el momento en que Huracán dejó escapar su suerte. Todo lo que había construido se lo llevó Brown y ese rebote endiablado en el tobillo del "Búfalo", porque la pelota le pegó y se acomodó junto al palo de Pérez que, al igual que todo el estadio, no sabía lo que estaba pasando. 5 minutos después, todos cayeron de lo que acababa de suceder. Se iba la sexta derrota en hilera, una atrás de la otra.

No todo es tan malo a pesar de lo que cualquiera pueda llegar a pensar. Sánchez apostó a lo anímico y Huracán se llevó por delante al mejor del torneo. Tampoco descuidó lo futbolístico y jugó muy bien. Sólo faltó el resultado, y un poco de suerte. Un brujo por acá...
 

Se bajó el pájaro
Santiago Menichelli el 15-10-2010, 15:54 (UTC)
 Huracán no encuentra su rumbo en el fútbol, y en lo institucional las desprolijidades están a la orden del día. Manejábamos extraoficialmente la llegada de Domizzi a la dirección técnica del globo, luego la dirigencia lo confirmó y más tarde el "Pájaro" salió a decir que se queda en Guaymallén. Desorden, mucho desorden en Tres Arroyos.

El bienestar de un club se basa en la prolijidad en sus cuentas, y también en la claridad a la hora de manejar las relaciones personales por parte de los dirigentes y la gente del club. En este caso, hubo una evidente falta de comunicación entre Domizzi y el grupo que decide en Huracán. Es más que seguro que una de las partes entendió mal, de lo contrario no hubieran salido a confirmar en los medios que ya había nuevo técnico. También, se puede pensar que el "Pájaro" jugó a dos puntas, y se terminó decidiendo por Mendoza, no sin antes decir que prefería "dormir tranquilo".

Lo importante es que el domingo frente a Brown dirigirá el interino Fabián Sánchez, y seguirá la búsqueda de un nuevo DT. Y se va una nueva novela en la historia de los últimos tiempos de Huracán (léase, novelas de Vizcacha y Murúa en todos sus volúmenes) que no se condice con los malos resultados jugando a la pelota.
 

El globo y el pájaro quieren volar juntos
Santiago Menichelli el 14-10-2010, 17:04 (UTC)
 Cristian "El pájaro" Domizzi ya se desvinculó de Guaymallén de Mendoza, equipo al que estaba dirigiendo hasta el momento, y rápidamente arregló condiciones para sumarse a Huracán de Tres Arroyos. El domingo, ante Brown, dirigirá Fabián Sánchez, pero desde el lunes el nuevo DT estará a cargo del plantel tresarroyense.


Bienvenido, pájaro.

La dirigencia del equipo de Suipacha y Mitre salió desesperadamente a buscar un nuevo orientador técnico para el equipo que disputa el Argentino "A", y encontró en Cristian Domizzi a un buen exponente para hacerse cargo del puesto. Le vieron buena pasta, amparados en la jovialidad y el fuerte carácter del hombre.

Domizzi tiene apenas 40 años pero ya consiguió un ascenso al mismo torneo que ahora juega Huracán, en aquella oportunidad dirigiendo a Sportivo Belgrano de San Francisco, proceso del cual no sólo se recuerda ese dato dulce sino también otro menos feliz, que cuenta que Cristian fue sancionado duramente por el Consejo Federal, quienes lo mantuvieron fuera del banco por bastante tiempo, tras ser acusado de agredir al árbitro puntano Héctor Sosa durante el partido con el Deportivo Maipú.

Actualmente estaba en Guaymallén, donde había conseguido 2 triunfos y 3 empates, que lo ponían a sólo un punto de los primeros en su zona del Argentino "B". Al recibir el llamado de los dirigentes del globo, no dudo en sumarse a Huracán y acordó su salida del equipo mendocino.



Murúa y sus declaraciones

Pity Murúa declaró ante nuestros colegas del programa deportivo “Estación Fútbol” que se emite por AM 1560, que fue un error haberse ido a dirigir a Huracán, y que algunas cuestiones le impidieron conocer a fondo el sentimiento del hincha de Tres Arroyos, quien siempre le recalcó aquel 4 a 1 en que Santamarina le ganó a Huracán y "Vizcacha" González le picó un penal y lo gritó eufóricamente. Ahora, estará sin dirigir al menos hasta diciembre y luego decidirá sobre su futuro. Probablemente, Santamarina esté allí esperándolo a la vera de su camino.
 

<-Volver

 1  2  3  4  5  6  7  8 ... 24Siguiente -> 





Añadir comentario acerca de esta página:
¿Que entrada desea comentar?
Tu nombre:
Tu mensaje:

Encuesta
 


¿Cuál es el mayor logro de Huracán en los últimos años?
La campaña en el Argentino A de Zwenger
El regreso del hockey sobre patines
La competencia en hockey sobre césped en la Liga de Bahía
Los éxitos nacionales en bochas
Las buenas actuaciones de sus patinadoras
Otro

(Mostrar resultados)


Número de visitantes
 
web counter html code
friendfinder homepage besucherzähler contador de usuarios online
Mini-Chat
 
 
JavaFILE